El Pelo, transición hacia el cabello

En este otro Artículo nos vamos a centrar ya en el pelo, pues es la parte más importante de nuestra profesión, sin el cual entre otras muchas cosas no sería esta. Intentare hacerlo amena y con los menos tecnicismos posibles para una mejor comprensión de la lectura.

Como hablamos en el artículo anterior, en la piel es donde se encuentra enclavado el folículo piloso, culpable del crecimiento del cabello, parte externa que sobresale de ella y que manipulamos en nuestros salones.

pelo hacia el cabello

El pelo en los animales mamíferos les protege de las inclemencias del tiempo regulando su temperaturas mediante las mudas, y aunque en el ser humano no está constatada dicha afirmación, si es cierto que a lo largo de nuestra evolución hemos ido perdiendo el bello corporal, siendo más visible en ciertas partes para una mejor protección del cuerpo, como las cejas y las pestañas para protegen los ojos, el pelo de la cabeza al cuero cabelludo de las agresiones solares…

Podemos afirmar que el bello lo podemos encontrar en todas las partes de nuestro cuerpo excepto en las palmas de las manos y plantas de los pies. Existen zonas en las que es fácilmente visibles aunque, la mayoría es prácticamente invisible por su pequeñez y finura. Éste, irá disminuyendo su número a medida que transcurren los años.

El color viene dado principalmente por características genéticas, al igual que su largo y flexibilidad vendrá dada por la zona corporal en la que localice.

El pelo en el ser humano empieza a aparecer a partir de la novena semana de gestación, siendo a partir del quinto o sexto mes cuando el feto llega a tener todo su cuerpo cubierto de pelo conocido como lanugo, pues es similar a la lana, suave y muy fino.

Ya después del parto, es cuando todo este pelo lanugo caracterizado por ser fino, escaso casi sin color y sin médula se transforma en el definitivo: fuerte con mucha carga de pigmento y con médula.

El pelo se divide principalmente en dos partes a saber, el tallo o parte visible compuesta de cutícula, córtex y médula y la Raíz, fijada internamente a la piel y compuesta por la papila, el bulbo, la matriz, la vaina interna, externa y conjuntiva respectivamente.

Es en este momento cuando el pelo pasa a denominarse cabello pues es el material de trabajo nuestro en los salones y por tanto el que recubre toda la superficie del cuero cabelludo o piel que recubre la cabeza, siendo pelo el resto de otras zonas corporales.

Los cabellos están compuestos de carbono, oxigeno, hidrógeno, azufre y nitrógeno, siendo sus propiedades la elasticidad y resistencia entre otras.

El cabello pasa a lo largo de nuestra vida por repetidos estados de crecimiento, que se denominan anágena, catágena y telógena, según en el momento en que se encuentre.

Anágena: o formación del cabello a partir de las células de la matriz:

Catágena: o reposo y cese de actividad y creación celular en la matriz.

Telógena: o fase de caída que se produce por la atrofia de la papila.

Dependiendo de la zona geográfica en la que se habite variará el tipo de cabello, no por la zona propiamente dicha sino por los aspectos genéticos de la raza que en cada una se desarrolle y habite, pudiendo ser cabello lisótrico (liso), cinótrico (ondulado) o ulótrico (rizado).

Bueno creo que con esto ya os podéis hacer una idea del tipo de materia prima con la que tenernos que lidiar todos los días en nuestros salones, cada cabello es individual, único, exclusivo de su portador y sin igual en cualquier parte de mundo. Es nuestra identidad mas inequívoca pues porta una cadena que nos identifica fehacientemente ante cualquiera, nuestro ADN, único como cada uno de los que lo portamos. ¡¡¡¡¡ Así de especiales son!!!!!

Si te ha gustado, compártelo con tus amigos...
Tags:  , ,

Suscríbete a nuestro Boletín!

Recibirás nuestras noticias, novedades y ofertas exclusivas en tu e-mail.

Aviso legal

Estamos mejorando nuestras instalaciones. Nos estamos preparando para brindarles un mejor servicio. Reapertura en Septiembre.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies